Accede a nuestras Descargas Privadas

El trastorno de pánico

El Círculo Vicioso Del Pánico.

Vamos a explicar cómo se producen las crisis de pánico y qué podemos hacer para superarlas.

Llamamos crisis o ataques de pánico, a la aparición repentina de miedo o malestar intenso acompañado de una o más sensaciones internas como: palpitaciones, taquicardia, sudor, temblores, sacudidas, ahogo, opresión en el pecho, mareo, náuseas o molestias abdominales, sequedad de boca, sensación de que percibe las cosas o se percibe a usted mismo en forma extraña, palpitaciones o elevación de la frecuencia cardiaca, etc.

Estas crisis se acompañan de un sentimiento de peligro o de muerte inminente y de una urgente necesidad de escapar. En el momento de la crisis, la persona que la sufre cree que está a punto de morir, de tener un infarto o una trombosis; o bien de perder el control o de volverse loco.

Veamos cómo se llega a esto:

Las crisis de pánico son la respuesta de alarma de nuestro organismo ante el peligro. Si reaccionásemos con miedo, temblor, taquicardia, etc., porque alguien nos ataca con una navaja, consideraríamos nuestra reacción de terror y las sensaciones internas que lo acompañan, como algo normal. Si alguien nos gastase una broma pesada amenazándonos con una pistola y nosotros creemos equivocadamente que va a disparar y matarnos, responderíamos con el mismo terror; se pondría en marcha nuestro sistema de alarma y, en este caso, se trataría de una falsa alarma.

Cuando su cerebro percibe un peligro, ya sea real o imaginario, automáticamente se pone en marcha el sistema de alarma; es decir, se activa una parte de su sistema nervioso, que provoca diversos cambios fisiológicos con los que su organismo se prepara para afrontar el peligro tal como si se tratara de un peligro real. De esta forma, para cada cambio Fisiológico que su cuerpo experimenta en una crisis de pánico existe una explicación, y todos estos cambios los hace su cuerpo para estar más preparado para “huir o atacar” de forma “adaptativa”, lo que sucede es que en las crisis de pánico el peligro no es real, y estas alteraciones fisiológicas pasan a ser la verdadera amenaza. Así, se forma lo que denominamos “El círculo vicioso del pánico”. Pero primero veamos a qué se deben las sensaciones temidas en el pánico.

Formato:  pdf Comprimido:  No Peso:  0.26 MB Lenguaje:  Español

Sin comentarios.

Deja tu Comentario