Accede a nuestras Descargas Privadas

Técnicas para saber aprender – Pierre Lemaitre

 

Son cada vez más las personas que en su vida profesional han de realizar estudios, proyectos o informes. Esto las obliga a asimilar una cantidad creciente de información, a poner en actividad sus ideas, a elaborar informes, los cuales han de presentar y defender ante quienes los van a juzgar.

Para realizar estas actividades se necesita un rigor metodológico para el que no todos están preparados.

Asimismo, la prolongación de los estudios y el desarrollo de la formación permanente han hecho que un número creciente de personas tenga que dedicar a estudiar o a recibir enseñanzas una parte cada vez más importante de su tiempo. A menudo, sin embargo, se sienten mal preparadas para esta actividad de formación, y no siempre la llevan a cabo con resultados satisfactorios: durante su formación inicial, los estudiantes, aun cuando conozcan a fondo el contenido de lo que han aprendido, tienen frecuentemente dificultades para dominar, en la forma, las pruebas a las que han de enfrentarse. Los adultos que realizan un perfeccionamiento, reciclaje o readaptación han perdido la cos-tumbre de aprender y fracasan a veces porque no saben «cómo arreglárselas».

Esta obra pretende precisamente llenar estas lagunas. Va dirigida a la vez a los que están estudiando o siguen enseñanzas profesionales o superiores, a los profesores o formadores que imparten estos estudios o enseñanzas y a aquellos a los que sus cargos o puestos de trabajo les obligan a adquirir unos determinados conocimientos con los que construir y presentar luego unos análisis que desemboquen en conclusiones concretas.

Vamos a describir en este prólogo las observaciones que hemos realizado y que nos han llevado a desarrollar procesos de formación metodológicos, precisaremos luego los objetivos que perseguimos y lo que entendemos por «método»; por último, expondremos el plan de la obra.

Los autores de este libro tienen una cuádruple experiencia: la educación inicial, la formación profesional, el perfeccionamiento permanente durante el ejercicio de la carrera y el asesoramiento a las empresas sobre organización y gestión del personal.

Sus observaciones les llevan a la conclusión de que un buen número de dificultades escolares y profesionales se deben sustancialmente a insuficiencias metodológicas.

Con frecuencia, la primera de las obsesiones de un estudiante es la de saber todo. No basta, sin embargo, la acumulación de conocimientos. Su único valor está en relación directa con la aplicación que puedan tener en la realidad. A uno se le juzga en su vida profesional no sólo por sus conocimientos, que deben ser suficientes, sólidos y precisos, sino también por su capacidad de análisis, de síntesis, de estructuración y de expresión.

Es conveniente tener cuidado en no considerar que la formación se limita a una mera transmisión de conocimientos, en unos «materiales de relleno». Los errores de razona-miento de juicio son más difícilmente admisibles que una ignorancia parcial. Es mejor conocer menos cosas, pero que se comprenden bien y se saben presentar con una reflexión personal construida con una lógica rigurosa.

Formato:  pdf Comprimido:  Sí Peso:  10.6 MB Lenguaje:  Español

Sin comentarios.

Deja tu Comentario