Accede a nuestras Descargas Privadas

El filósofo autodidacto – Abuchafar Abentofail

Si quieres un ejemplo que te manifieste claramente la diferencia que existe entre la percepción, tal como la entiende esta escuela [sufí], y la percepción, tal como los demás la entienden, imagínate a un ciego de nacimiento, pero que sea de buen talento natural, de entendimiento penetrante, de memoria tenaz, de espíritu recto, que se haya criado desde su niñez en una ciudad cualquiera, a cuyas gentes conozca perfectamente; que conozca también muchas especies de animales y de minerales, las calles y callejuelas de la ciudad, sus casas, sus mercados, usando sólo de las percepciones de los sentidos que le quedan, hasta el extremo de andar por esa ciudad sin lazarillo y de conocer de primera intención a todo el que se tropieza; los colores, los conoce también por explicación de sus nombres y por algunas definiciones que los designan. Suponte, pues, que, tras de haber llegado a este estado, sus ojos se abren, adquiere la vista y recorre toda la ciudad, dándole la vuelta. No encontrará en ella nada, distinto de lo que él se creía, ni cosa alguna, que no reconozca; coincidirán los colores con las descripciones que de ellos se le habían dado.

Formato:  pdf, doc Comprimido:  Sí Peso:  323.25 KB Lenguaje:  Español

2 Comentarios

VICTOR MANUEL VENEGAS ROA dijo:27 Sep. 2011

MUY BUENA EST SELECCION ALECY

GRACIAS POR EL APORTE

SALUDOS

Responder a este comentario
Antonio gil dijo:30 Oct. 2011

MUY BUEN LIBRO ME HA AGRADADO MUCHO,, MUY INTERAZANTE,,

Responder a este comentario

Deja tu Comentario