Accede a nuestras Descargas Privadas

Aprende a ser rico – Walter Queijeiro

 

Las enseñanzas del gurú más famoso de las finanzas personales

Hace unos meses leí algo sobre un empresario colombiano de esos que Kiyosaki llama “Empresarios del Siglo XXI”, llamado Giovanni Perotti, que me impactó y que creo, resume la paradoja en la que nos encontramos. El título del artículo era: “La Ironía del Siglo XXI” y decía así:
Es impactante ver, como cientos de miles de personas no se dan cuenta de sus grandes capacidades de liderazgo al haber sido adormecidos por un sistema que, hoy por hoy, se denomina la ironía del siglo XXI.

Actualmente, cientos de miles de profesionales viven en una permanente desilusión con el ingreso que le generan sus profesiones. Cientos de miles pasan decenas de curri-culums esperanzados en una llamada que no llegará. Cientos de miles no hallan respuesta a la permanente pregunta en sus mentes: “¿Por qué estoy desempleado? ¿No es que soy considerado por el sistema como mano de obra calificada?”

Hoy por hoy, un gran número se cuestiona, si valió la pena haber invertido tantos años de universidad para terminar en trabajos mal pagos, o haciendo algo completamente diferente de lo que estudiaron, sencillamente porque fue imposible encontrar una opción que tenga que ver con sus profesiones.

Otros, no pueden comprender la irónica respuesta del sistema: “Estás sobrecalificado”, cuando precisamente ese fue el motivo por el que estudió más, gastó más y se esforzó más que otro para tener una supuesta “ventaja competitiva” que, paradójicamente se convierte en una injusta desventaja.

Miles no pueden entender por qué la tierna edad de treinta y cinco años se convierte en el gran obstáculo para poder seguir desarrollándose en sus vidas profesionales cuando, precisamente tienen la experiencia que un recién egresado aún no tiene y ve cómo esa gran verdad de “la experiencia no se improvisa”, no es más que una fábula en el arte de ser tenido en cuenta para un empleo, máxime cuando se tiene el pecado de tener treinta y cinco o más.
Los más afortunados, cuentan con la bendición de tener un empleo, pero a un costo muy alto en términos de calidad de vida. Cientos de miles de empleados se ven sometidos a extenuantes jornadas de labor. Otros, diariamente se ven sometidos a presiones y tratos de sus superiores que bien podrían formar parte del más ordinario régimen anarquista. Otros tantos, llegan al trabajo con la angustia de no ser ellos los próximos despedidos ante la reciente fusión de la empresa. Es interesante observar, como el sistema se ha encargado de incorporar palabras ante cuya pronunciación la situación parece no ser tan caótica. Palabras como “out sourcing” o “treelance”, no son otra cosa que nuevos términos para decir “despedido”, pero con una refinada hi-pocresía característica de un capitalismo deshumanizado.

Formato:  pdf Comprimido:  Sí Peso:  15.9 MB Lenguaje:  Español

Un comentario

TeofiloNoe dijo:21 Dic. 2017

Muchas gracias por compartir.

Responder a este comentario

Deja tu Comentario